Acudimos al estreno de “Titanic” en 3D

“Te prometo que nunca me rendiré”

Con esta frase finaliza una de las historias de amor más bonita, apasionante, vibrante y emotiva hasta ahora existente en el mundo cinematográfico. Esta es la historia vivida entre Rose DeWitt Bukater y Jack Dawson, dos jóvenes de clases sociales diferentes, que coinciden por primera vez sobre uno de los buques más lujosos: el “Titanic”.

Este año se cumple el centenario del hundimiento del famoso barco, por eso han querido homenajearlo reeditando la película de James Cameron con una nueva versión: 3D. Locosxlosespectáculos no ha querido dejar pasar esta oportunidad, y ha acudido a su estreno. Puedo deciros que a pesar de haberla visto anteriormente en 7 ocasiones, sin duda alguna, ésta es la que más he disfrutado y he sentido.

Desde el primer minuto hasta el último, te sumergen de pleno en la nave, trasladándote al año 1912 y convirtiéndote en un pasajero adicional. Podrás redescubrir pequeños detalles, que quizás, con la versión anterior no llegaste a apreciar.

Zarpa el transatlántico más novedoso y amplio construido en aquella época, con destino a Nueva York. Nos embarcamos en primera clase de la mano de Rose DeWitt, acompañada por su prometido y por su madre. Y en compañía de Jack Dawson nos desplazamos hasta la tercera. El destino de ambos desconocidos, se cruzará una fría noche de abril sobre la proa de la nao. Una trágica noche para la mujer comprometida, que siente como su vida se encuentra atrapada en una red de “apariencias y lujos”.

Pero como el destino es incierto, hace que el joven Jack, aparezca en el momento más preciso para salvar a su bella dama. A partir de ese momento, se inicia una relación que poco a poco va consolidándose, envolviéndonos a los espectadores en un halo de bonitos sentimientos, que a más de uno le gustaría sentir en sus propias carnes. Un amor real y verdadero, que eliminará cualquier barrera que se interponga por medio.

3 horas y 10 minutos de duración, que nos concederá también momentos de sufrimiento, será durante una de las noches más dramáticas habidas y por haber. El inquebrantable Titanic roza con un enorme iceberg, provocando una brecha sobre los compartimentos inferiores, saltando rápidamente el pánico entre todos los pasajeros. Poco a poco,  comienza a inundarse el barco, el capitán y toda su tripulación dispone de una hora para evacuar a todos los asistentes. Intentando evitar una de las mayores catástrofes de todos los tiempos.

Únicamente, disponen de botes salvavidas para la mitad de los viajeros. Decidiendo dar prioridad de embarque a las mujeres y a los niños. Normas incumplidas por el equipo de Edward John Smith. Una jornada dura, cruel y eterna para aquellos que luchaban por sobrevivir.

Puedo señalaros que fue increíble la angustia que se percibía sobre las butacas del cine, y aquellas personas que disfrutaban con la relación  entre Kate Winslet y Leonardo Dicaprio, sufrían y lagrimaban con aquellas secuencias tan impactantes. Cientos e incluso miles de personas volaban por los aires sobre la cubierta de ese majestuoso barco, algunos decidían quitarse la vida de una manera rápida y sin sufrimiento, otros simplemente se quedaban en sus camarotes a la espera de lo inevitable…

Por último, destacar la excelente interpretación de todos sus protagonistas, desde los más conocidos, hasta los que no lo son tanto. Y sobre todo del magnífico y gran esfuerzo de su director James Cameron. En conclusión, una película 100% recomendable, a pesar de que hayáis podido disfrutar de ella en otra época.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s